"Fotografía para Todos. Haciendo fácil lo difícil"

Archivo para junio, 2011

Qué es la Hora Azul

Existen técnicas específicas para realizar fotografía nocturna pero si hay un consejo universal y que siempre funciona es sin duda elegir bien el momento en el que hacer la foto. Uno de esos momentos es la Hora Azul.

 
PERO, ¿QUÉ ES LA HORA AZUL?.-
Podríamos definir la Hora Azul, también conocida como la Hora Mágica, como el intervalo de tiempo que transcurre al anochecer, empezando una media hora antes de que el sol se ponga, y finalizando treinta minutos desde que el sol se pone. La duración no es exacta, y la calidad del cielo a la hora de hacer las fotos dependerá de lo despejado o nublado que esté el día. Durante este tiempo, el cielo va cambiando de color progresivamente hasta llegar al negro. Antes de que llegue a la oscuridad completa, y si el cielo está despejado, el color irá tornando a un azul intenso que puede contrastar muy bien con algunos elementos que queramos sacar en la fotografía.

 
¿NECESARIAMENTE TENGO QUE HACER LAS FOTOS A ESTA HORA?.-
Obviamente, la respuesta es NO. Muchas veces vamos con nuestra cámara y no podemos controlar donde nos vamos a encontrar en la puesta de sol, ya que para aprovechar la hora azul, salvo que coincidamos en ese momento en el sitio adecuado, necesitaremos programar con antelación nuestra sesión fotográfica. El cielo azul es un elemento más que resalta nuestras fotografías, pero no debemos dejar de tomar fotos por la noche si las condiciones lo permiten y la situación merece la pena. No obstante, si quieres programar tu salida para hacer fotografía nocturna, con esta calculadora podrás saber a qué hora se pone el Sol en cualquier parte del mundo.

 
¿QUÉ MÁS NECESITO?.-
Para realizar fotos a estas horas, al igual que cuando se haya hecho completamente de noche, el uso de un tripode es esencial. Recuerda además utilizar un disparador remoto o, si no dispusieras de él, el temporizador de la cámara, para evitar que la foto pueda salir movida al disparar. Ten en cuenta también que si hay elementos iluminados en la foto, o sobre todo, si el cielo está muy oscuro, la medición de la luz de la cámara puede hacer que las zonas más iluminadas salgan sobreexpuestas, con lo que no estará de más que bajes algo la exposición de la foto.

Galería fotográfica By Fran Gómez
Anuncios

Reencuadre en Photoshop con la Regla de los Tercios

En las siguientes líneas vamos a ver los pasos para poder realizar reencuadres basados en la Regla de los Tercios con Photoshop. Para reencuadrar aplicando la regla de los tercios, hacemos lo siguiente:

1.- Abrimos la imagen original que queremos reencuadrar.

Fotografía Original By juanandresrv Weblog

2.- Creamos una nueva imagen, algo más pequeña que la original, con el tamaño que queremos que tenga la imagen resultante.

3.- Configuramos la cuadrícula en el menú Edición -> Preferencias -> Guías, cuadrícula y sectores. Fijamos la línea de cuadrícula en modo porcentaje con un valor de 33,3, y el número de subdivisiones en 1.

Configuración cuadrícula

4.- Activamos la cuadrícula, en el menú Vista -> Mostrar -> Cuadrícula.

Cuadrícula visible

5.- Copiamos la imagen original y la pegamos sobre la imagen nueva con la cuadrícula activada, y movemos la imagen resultante hasta que el encuadre se encuentre a nuestro gusto.

Fotografia Reencuadrada By juanandresrv Weblog

La Regla de los Tercios

Como estamos ya metidos en fechas de vacaciones para casi todo el personal, espero realmente que así sea para la gran mayoría de vosotros y como consecuencia de ello, seguramente, nos pondremos a tirar fotos a diestro y siniestr,a los niños, la maravillosa playa, la fantástica montaña, los ríos, bosques, animalillos del campo, macetas, rocas, olas, morenas, rubias…., os animo a repasar, para los que ya tengan claro esta técnica y a aprender a utilizarla, para los que todavía no lo sabes o no la aplican, es la técnica de “La Regla de los Tercios“”.

 

Fijaros en esta fotografía en la cual NO se le ha aplicado la Regla de los Tercios.

Fotografía sin Regla de los Tercios

 

Fijaros en la misma fotografía en al que se le ha aplicado la Regla de los Tercios.

Fotografia con Regla de los Tercios

 

Como hay gente mucho más preparada que yo y que ya tienen claro todo este tema, me he permitdo recopilar y publicar este vuestro Blog, dos artículos de José Luis Rodríguez. El primero de ellos es éste ” La Regla de los Tercios: Mejora tu Composición Fotográfica por José Luis Rodriguez” y el segundo que será la próxima entrega en el Blog “Reencuadre en Photoshop con la Regla de los Tercios por José Luis Rodríguez“.

Una vez puestas las cosas claras y dado al César lo que es del César, no quiero apuntarme ninguna medallita, ni asumir y presumir de nada que no sea mío. Pasamos a ver como es esta técnica fotográfica.

La Regla de los Tercios es una de las reglas más básicas de composición fotográfica. Quien más y quien menos la ha oído mencionar alguna vez, aunque es posible que no tengas claro del todo lo que significa. En las siguientes líneas te explicamos en qué consiste la regla de los tercios, y como aplicarla para mejorar drásticamente tus composiciones fotográficas. Tus fotos nunca volverán a ser iguales una vez entiendas qué es y cómo funciona. ¿Te animas?

La regla de los tercios es, probablemente, el primer recurso compositivo que uno aprende en fotografía. Y probablemente también, es el primero en aprenderse por lo sencillo de aplicar a la vez que efectivo en sus resultados.

La regla de los tercios es un medio simple de aproximación a la proporción áurea, una distribución del espacio dentro de la imagen que genera una mayor atracción respecto al centro de interés.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EXACTAMENTE LA REGLA DE LOS TERCIOS?.-
La regla de los tercios consiste en dividir la imagen en tres tercios imaginarios horizontales y verticales. Los cuatro puntos de intersección de estas líneas fijan los puntos adecuados para situar el punto o puntos de interés de la foto, alejando éste del centro de la fotografía.

Regla de los Tercios By José Luis Rodríguez

Cada uno de estos cuatro puntos de intersección se denominan puntos fuertes. Cuando estemos haciendo una foto, si solo existe un único punto de interés, es preferible situarlo en uno de los cuatro puntos de intersección mencionados en lugar de hacerlo directamente en el centro de la foto. Esto suele generar mayor atracción en el espectador que cuando el centro de interés esta en el mismo centro de la fotografía.

 

¿Y SI TENGO VARIOS CENTROS DE INTERÉS?.-
En caso de que en la foto hubiera dos centros de interés, es recomendable buscar dos de estos puntos, y siempre que sea posible opuestos, formando una diagonal en la foto.

 

¿CUÁNDO APLICO LA REGLA DE LOS TERCIOS?.-
Lo normal es aplicarlo al hacer la foto.

No te preocupes si al principio no identificas bien a través del visor o la pantalla de tu cámara dónde se encuentran esos puntos imaginarios. Es normal que al principio te cueste un poco, pero con el tiempo irás cogiendo práctica.

Algunas cámaras réflex traen unas guías en el propio visor que ayudan a tomar referencias.

Hay quien pega en la pantalla una pegatina transparente sobre la que hace unas marcas. Como ayuda puede serte útil, pero sinceramente no lo creo necesario.

Otra opción, solo recomendable en ciertos casos, es realizar un reencuadre posterior con programas de retoque fotográfico como Photosop. En la próxima entrada del Blog, te explicamos cómo reencuadrar una foto y aprovecharte de la aplicación de la regla de los tercios de forma sencila.

 

LAS REGLAS ESTÁN PARA ROMPERSE.-
No obstante, recuerda siempre que las reglas de composición están hechas para romperlas. Esta regla no tiene aplicación en todos los casos.

 

Regla de los Tercios – Izquierda

 

Regla de los Tercios – Derecha

Almacena tus Fotos

Uno de los principales atractivos de la fotografía digital es la capacidad que ofrece de tomar infinidad de instantáneas sin el miedo de tener que dejarte el sueldo en el revelado. Con la creciente capacidad de almacenamiento de las tarjetas y de los discos duros en el PC ya no hay miedo de tomar tantas fotografías como quieras, pero… ¡cuidado! Si metes en el PC todo lo que toma tu cámara fotográfica tal cual, corres el riesgo de convertir tu archivo fotográfico en un cajón de sastre donde es prácticamente imposible encontrar nada. Vamos a ver unos consejos para que tu archivo fotográfico se mantenga útil.

 

QUÉDATE SÓLO CON LAS MEJORES FOTO.-
Crea una carpeta en tu PC que se llame, por ejemplo, Descartes, y lleva allí todas las fotos que sean oscuras, estén borrosas o carezcan de interés por cualquier tipo de defecto. Si tienes múltiples copias prácticamente idénticas de la misma instantánea, quédate con las 2 o 3 mejores. Procura hacerlo siempre que descargues las fotos de tu cámara al PC: ahorrarás mucho tiempo posterior de gestión y revisión de tu archivo fotográfico.

 

DECIDE TUS CRITERIOS DE ARCHIVADO.-
Piensa en el criterio de archivado que funciona mejor para ti: cronológico, por evento, por temática… Y crea carpetas en consecuencia, bien carpetas convencionales, bien carpetas dentro de tu programa de almacenamiento de imagenes favorito, bien tags si es que el sistema de almacenamiento que usas está basado en tags.

 

AÑADE DATOS ADICIONALES A TUS CRITERIOS.-
A menudo resulta útil añadir información temporal (por ejemplo, mes y año) porque ayuda a localizar las fotos. Muchas veces te acuerdas del momento en que tomaste esa fotografía, y si has tenido en cuenta la fecha a la hora de archivar, te resultará más fácil recuperar aquella instantánea.

 

HAZ COPIAS DE SEGURIDAD.-
No olvides que, desafortunadamente, los PC’s se estropean. O se infectan con virus. También pasa que a veces borramos ficheros por error. Es imprescindible realizar frecuentes copias de seguridad, puedes utilizar tu grabadora de DVD para ello.

 

SÉ CONSTANTE EN ESTO.-
El tener un mejor o peor archivo fotográfico, más que del software que utilices (se puede tener un buen archivo sin usar ningún programa), depende de lo constante y organizado que seas. Especialmente si tomas muchas, muchas fotos. Es más sencillo mantener el orden cada vez que realizar grandes trabajos de organización cada 12 meses y que el desorden impere la mayor parte del tiempo.


Consejos Indispensables para Aprender a Manejar la Iluminación en tus Fotos

LA ILUMINACIÓN EN INTERIORES.-
Muchas de nuestras fotos las tomamos en interiores. No siempre podemos salir afuera: hay ocasiones como fiestas, celebraciones y cumpleaños que tienen lugar en espacios interiores. Merece la pena que prestes atención a los siguientes 3 consejos:

  1. Cuanta Más Luz Natural Mejor. Sube las persianas y corre las cortinas: siempre es mejor contar la mayor cantidad de luz natural posible.
  2. Si Puedes, Evita el Flash. Parece que estemos enamorados de la luz natural. En general, los fotógrafos lo están. No te pierdas los ricos matices de la luz natural, aunque sea un poco pobre. A menudo, la luz de flash es muy dura.
  3. No te Olvides del Balance de Blancos. Seamos realistas: el flash es una pieza necesaria en fotografía y, en muchos casos, de uso indispensable. Si utilizas iluminación artificial, no te olvides de compensar el tono de la luz con el sistema de balanceo de blancos de tu cámara digital.

 

LA ILUMINACIÓN EN EXTERIORES.-
No toda luz natural es la más adecuada para realizar una instantánea inolvidable. En general, las luces demasiado intensas aumentan el contraste y disminuyen la diversidad tonal en tus fotos. Por otro lado, luces menos intensas como las del amanecer o el atardecer tienen tonalidades rojizo-anaranjadas muy expresivas. ¿Cómo jugar con la luz en exteriores?. Aquí tienes otras 3 ideas:

  1. La Luz del Mediodía no es la Mejor. La intensa y perpendicular luz del mediodía genera imágenes duras y planas por el más reducido rango tonal disponible. El amanecer y el oscurecer suelen ser momentos de iluminación mucho más interesante para todo buen fotógrafo.
  2. El Trípode no es sólo para Interiores. Como las mejores luces exteriores no son muy intensas, lleva siempre contigo el trípode lo agradecerás.
  3. El Menor ISO Posible. Conoce tu cámara. Ten tus propias experiencias. Días atrás te contábamos cómo altos valores de ISO creaban imágenes con más ruido. Procura mantener el nivel de ISO lo más bajo posible. Si conoces tu cámara, sabes de sus prestaciones y cuál es el límite aceptable de ruido que estás dispuesto a tolerar.

 

LA ORIENTACIÓN DE LA LUZ.-
En cada momento, uno tiene la luz que tiene. Y muchas veces no podemos esperar a conseguir una mejor iluminación porque el momento para esa instantánea inolvidable es ahora. Sea buena o menos buena la luz de partida, la orientación que esta tenga es un elemento clave (y casi siempre controlable), para obtener excelentes tomas. No te olvides tener en cuenta que:

  1. La Luz Trasera Genera Contraluz. Y en los contraluces el objeto de nuestra foto queda oscurecido. A menos que quieras jugar con siluetas no nos interesa jugar con iluminación trasera.
  2. En Contraluz Inevitable, el Flash es tu Mejor Amigo. Si no puedes evitar el contraluz, el flash puede compensar. Fuerza el uso del flash en tales casos.
  3. Iluminación Homogénea: Sombras o Luces. Ya te hemos hablado del HDR en anteriores artículos. La cámara digital no capta una escena como lo hace un ojo humano. Como el rango dinámico que puedes capturar con tu cámara es menor, conviene que todos los elementos de interés de tu instantánea estén, bien a la sombra, bien a la luz. De otro modo, puede ser que pierdas a unos o a otros.
  4. Los Ojos y los Deslumbrados. Cuando fotografíes personas o mascotas, piensa que una luz demasiado intensa les molesta, y sus rostros no saldrán naturales: los ojos entrecerrados y una expresión extraña.
  5. Los Filtros Ayudan en Muchos Casos. Los filtros de densidad neutra y otros tipos de filtros, son de gran ayuda para el fotógrafo. En muchos casos te permitirán conseguir efectos sorprendentes.
  6. Usa Parasoles y Evita Brillos Extraños. El modo en que la luz incide en tu objetivo puede causar reflejos y brillos indeseados.

 

FOTO NOCTURNA.-
Incluso cuando pensamos que hay muy poca luz, disponemos de la iluminación suficiente para tomar hermosas fotos. No olvides tener en cuenta…

  1. Debes Descubrir Por Qué Deberías Apagar el Flash Aunque sea de Noche
  2. No te Cebes con Valores ISO Altos. Ya lo hemos dicho ¿no?.
  3. Especialmente de Noche, el Trípode Debe ir Contigo.

Estelas de coches

Os dejo una nueva fotografía (con las explicaciones de cómo se hizo la foto, por la propia autora), dentro de esa tendencia que tengo a presentaros buenos trabajos de otros fotógrafos, ya sean profesionales o aficionados. La  autora de la misma es “Mónica“. Os dejo su dirección de flickr para ver algunos trabajos más suyos.

” La foto la hice hace poco en Barcelona, en una de las rondas en las que hay bastante tráfico. Me gustó el juego de luces y colores del lugar: El amarillo de la pared derecha, el reflejo verde de las farolas de la izquierda, las estelas rojas de los coches y sobre todo la curva por la que desaparecen los coches”.

Estelas de coche By Mónica

De los aspectos técnicos de la fotografía, podemos resaltar que la cámara empleada es una Sony A230. El tiempo de exposición es de 8 segundos, la abertura de diafragma es de f/7.1, la sensibilidad de 100 ISO y la distancia focal se estableció en 55 mm. La autora nos comenta que la fotografía fue retocada con el programa GIMP añadiendo un poco de contraste y saturación.


Convertir a Blanco y Negro Perfecto

Quiero postear aquí una entrada, QUE NO ES MÍA, sino de la fantástica “Vamp“, y que podéis ver, además de otras muchas más cosas, todas ellas tremendamente interesantes, en su web “Sólo Fotografía“, que como os digo, está plagadito de buenos artículos y entradas sobre lo que a todos aquí nos interesa y ocupa.

Me pareció genial, muy certera, eficaz y muy fácil a la vez, la forma en la que convierte una fotografía tomada a Color, en Blanco y Negro, donde además no se pierde detalle alguno y en cuya técnica, siempre nos queda el origina sin modificar. Ahí va el post de “Vamp“:

Los parámetros de la fotografía en cuestión son estos: RAW , Velocidad 1/80 seg; Diafragma: 5,6; ISO: 800 sin reducción de ruido; disparada a 55mm con zoom Tamron 18-250mm. Y es esta la foto:

By Vamp – Sólo Fotografía

Lo primero que hacemos es cargarla en Photoshop e introducimos una capa de ajuste de conversión a grises y ajusto de acuerdo los colores de forma que tengan una representación en la foto de color, esto es intento obtener una gama de grises que represente de forma completa todo el color, esta es la parte más compleja.

Normalmente Photoshop en este paso se puede pulsar automático y lo hace muy bien, pero yo voy a hacerlo según me parece:

By Vamp – Sólo Fotografía

Aquí podemos aplicarle cualquier tipo de filtrado pulsando arriba en donde pone Blanco y negro que hay un desplegable y aparecen filtros que pueden mejorar el asunto como el verde que realza el follaje. Bien en este caso os propongo este ajuste:

  1. Bajo los rojos a 20 para así hacer que los amarillos de la pared aparezcan mejor.
  2. Realzo los amarillos hasta 83 para que aparezcan todos los tonos de la pared.
  3. Realzo los verdes para que las copas de los arboles muestren el brillo del color.
  4. Los cianes los subo a 70 mirando el agua y la valla.
  5. Ajusto el azul para que la vaya quede mas clarita ya que oscura no es como el rojo de la puerta de metal.
  6. Los majentas los bajo a -4 para que el rojo de la puerta y pintadas de la pared sean correspondientes.

Todo esto lo hago fijándome en la imagen de color, conmutando a ella “apagando” la capa para ver que así la transformación es coherente y no por ejemplo los amarillos quedan blancos o cosas así.

By Vamp – Sólo Fotografía

Pasamos ahora a insertar una capa de niveles y compruebo que la referencia de blanco este puesta y la del negro también, para así ajustar todos los tonos, este paso se puede hacer antes que este que he puesto, pero a mí me gusta mas así porque ajusto mejor:

By Vamp – Sólo Fotografía

Fijaros que los controles están en el punto más bajo del Histograma marcando el negro y arriba del todo ajustando el blanco, eso nos asegura que tenemos blancos y negros perfectos.

Os diré que como ya la traía procesada en DPP este paso es casi evitable.

Ahora inserto una capa de ajuste de curvas y le pongo un pelín de algo que a las fotos de blanco y negro le hace falta casi siempre aunque en esta foto menos pero lo haré igual, y es algo de contraste. Digo que a esta no le hace falta mucho porque ya digo que lo ajuste previendo esto en el revelado RAW. Le aplico un contraste lineal.

By Vamp – Sólo Fotografía

Ahora un ajuste de enfoque que es muy importante en las fotos en blanco y negro, aquí lo podemos hacer de muchas formas pero os aconsejo un filtro paso alto ¿Cómo? Pues asi:

  1. Duplico la capa de fondo.
  2. Aplico filtro paso alto a esa capa y dependiendo de cómo este la foto le podéis poner entre 0,5 pixels y 2, aquí queda bien con 0,8 y le aplicamos superponer.

Ya sabéis que el filtro paso alto sale en Filtros->Otros->Paso alto

Queda así:

By Vamp – Sólo Fotografía

La imagen queda así:

By Vamp – Sólo Fotogafía

Y su equivalente en color:

By Vamp – Sólo Fotografía

Como veis el resultado no es malo, es rápido y fácil de realizar. Fijaros por último en un detalle en la puerta de metal donde está el azul y el verde en la esquina superior izquierda, la conversión se ha realizado bien porque esos colores tan próximos se distinguen perfectamente en la foto de blanco y negro.

Otro consejo muy interesante que nos brinda “Vamp“, es que nunca realizemos la fotografía en Blanco y Negro con los propios parámetros de la cámara:

“JAMAS, porque perderás el ajuste tonal que he hecho en la descripción anterior ya que no vendría incluida la información tan importante del color. Tanto en PS como con otro programa, la información que viene de un foto en color se puede tratar y sacar mejores ajustes para dejarla perfecta y con mejor traducción de los colores a la escala de grises, y la de blanco y negro ya viene reducida y sin plena traducción de tonos. Al tener mas información la de color la podemos dejar mejor que si partimos de casi nada como es una foto de la cámara.

Haced una prueba y veréis, tomad una foto de una carta de colores en color y tratarla como he dicho, luego la misma en blanco y negro y comparad, veréis que no hay comparación posible si hacéis bien el proceso, ya que habrá tonos intermedios que los perderéis en la fotografía que la cámara hace de blanco y negro.”