"Fotografía para Todos. Haciendo fácil lo difícil"

Entradas etiquetadas como “Aprender Fotografía

Agujero negro con su gota

Nueva imagen (con las explicaciones de cómo se hizo la foto, por el propio autor). El autor de la misma “JoséBarr“. Os dejo su dirección flick para ver algunos trabajos más suyos.

“Había visto varios vídeos en Internet sobre cómo hacer fotos a una gota y al final me decidí. Para hacer la foto me preparé un gotero casero con una botella de agua y un regulador de caudal neumático del trabajo. Llené una paellera de agua, puse el gotero en marcha y empecé a hacer fotos, después de unas doscientas más o menos, este fue el resultado. Espero que os guste”.

Agujero con Gota By JoséBarr

De los aspectos técnicos podemos resaltar que la cámara empleada es una Panasonic Lumix DMC-FZ18. La velocidad de disparo es de 1/200, la abertura de diafragma de f/8, la sensibilidad se estableció en 100 ISO y la distancia focal en 16.6 mm.

Anuncios

Aprender a ser Fotógrafo II

Para no dejar coja la anterior entrada, vamos a seguir con algunos consejos más para llegar a “Aprender a ser un Fotógrafo“, enfocado este tramo final a la persona misma, para lograr un mejor trabajo fotográfico.

Unas últimas claves que nos deberán quitar un poco, ese miedo personal a enseñar nuestras fotos , recibir críticas y alabanzas sobre las mismas y en definitiva creernos que podemos hacer esto, convertirnos en fotógrafos (profesionales o simplemente aficionados), y siempre esperar más de nosotros mismos.

 

Aprender a ser Fotógrafo

 

6.- CONCURSOS Y EXPOSICIONES
Todo aquello que nos obligue a exponer nuestro trabajo a la mirada del otros nos ayudará a progresar en lo que hacemos, exponer en alguna muestra colectiva o montar nuestra propia muestra temática; o incluso participar en concursos, que aunque no suponga crear un cierto fanatismo por los mismos y presentarnos a todos los que salgan o nos enteremos, sólo el hecho de participar en algunos, nos obligará a cumplir con ciertos estándares de calidad, presentación, protocolo, etc… enseñándonos como funciona todo esto. Pues precisamente todo ese bagaje, puede ser alguna de las formas en que nuestro trabajo se de a conocer y que nosotros comencemos a experimentar cuál es el efecto que nuestras obras causan en los demás.

 

7.- COMUNIDAD
Otra forma de alcanzar mayores logros es participando en comunidades de fotógrafos, donde podamos compartir con otros nuestros gustos y criterios; existen excelentes sitios, tanto virtuales como físicos, donde podremos encontrar una cantidad de personas que al igual que nosotros busquen aprender cada día, intercambiar experiencias, y sobre todo, darnos su opinión y punto de vista acerca de nuestros trabajos. Sólo necesitas experimentar, unirte a gente que comparta tus intereses y lanzarte al mundo con valor.

 

8.- INVERTIR
Debemos asumir que si esperamos ser fotógrafos profesionales o obtener resultados de cierta calidad, deberemos hacer ciertas inversiones (más allá del equipo fotográfico), inversiones necesarias todas ellas para contar con un buen nivel.

Ahora hablaremos de invertir en tiempo de calidad para que nuestro trabajo alcance ese nivel de excelencia que nos hemos propuesto. Se necesita tiempo para la experimentación, la búsqueda y el aprendizaje. Pero también hay otro tipo de inversión que tarde o temprano deberemos hacer, invertir en un estudio, o en un viaje; los trabajos de este estilo siempre demandan un tiempo de inversiones previas a cualquier ganancia, pero podemos confiar en que finalmente se verán los réditos.

 

9.- ESPECIALIZARSE
Hay un viejo refrán que dice: “quién mucho abarca poco aprieta” y esto es aplicable a todo en nuestra vida, incluso nuestros trabajos como fotógrafos. No podemos ser buenos en todos los estilos fotográficos, ni dedicarnos a todas las disciplinas;  paisaje, retratos, moda, recitales, arquitectura, naturaleza, nocturna, deportiva, panorámicas, etc… por todo ello es necesario experimentar y encontrar nuestro propio estilo en el que luego nos especializaremos (la gran mayoría de fotógrafos profesionales reconocidos, generalmente se dedican en particular a un estilo concreto, en el cual son lo mejor de lo mejor).

Antes de decidirnos por alguna técnica en concreto, deberemos experimentar todo lo que podamos en la mayoría de ella, para luego decantarnos por la nuestra propia, esa área en la que parece que todo fluye con mayor naturalidad, esa es la que debemos explorar y explotar al máximo.

 

10.- TENER UN POQUITO DE CARA
La osadía es un factor muy decisivo e incluso es un sello en las personas que han triunfado, siempre se necesita una cuota de “MORRO” para embarcarnos en nuestros primeros trabajos. Este paso inicial suele ser el más difícil, empezar a mover nuestros trabajos, hacerlos conocer, presentarlos en agencias o empresas; confeccionar un portafolios con nuestras mejores fotografías, crear nuestra Web en la cual detallamos a qué nos dedicamos, experiencia personal, trabajos, estilos, etc…, atrévete y deja de lado los prejuicios, confía en ti y verás los resultados.


Aprender a ser Fotógrafo I

Si partimos de la base inapelable e incuestionable, que el fotógrafo se hace y no se nace, estaría un poco faltando a la verdad, ya que de todos es sabido, que hay personas que con el mejor material fotográfico del mundo, clases y clases de fotografía, manuales, libros, tutoriales, etc… nunca serán o llegarán a convertirán en fotógrafos profesionales o de cierto prestigio (igual tampoco ese es su fin, aunque si tiene ese material y realiza infinidad de cursos, se compra los mejores libros sobre fotografía, dudo mucho que no quiera serlo); y sin embargo hay otras personas que con una cámara normalita, compacta, ni tan siquiera Réflex, pequeñita, cuanto más mejor, para así poder llevarla siempre en el bolsillo de la chaqueta, pantalón, cazadora, riñonera, bandolera, etc…. sin realizar cursos ni estudiar ningún libro sobre el tema, realizan unas fotografías maravillosas, ya no solamente por su nitidez, sino más bien, por la composición, punto de enfoque,….

Estas últimas personas, cuentan con un ojo fotográfico innato, natural, yo diría incluso que especial, un ojo para realizar fotografías que ya quisiéramos muchos. Pero como esto es también evidente, a los dos, más al uno que el otro, les vendría bien tener claros algunos conceptos y puntos de vista, que de alguna forma les haría mejorar y depurar su técnica e incluso centrarse en el estilo personal que más le agrade.

 

Aprender a ser Fotógrafo

 

Dicho esto, queda claro que todos los que amamos este arte quisiéramos encontrar la clave del éxito rápido, lamentablemente esto no existe, así que solo nos queda armarnos de paciencia y tomarnos con la mayor seriedad posible este “Trabajo” para alguno y “Afición  o Hobbit”  fantástico para otros y que no es más que es registrar la vida diaria en imágenes fotográficas.

Vamos a ver una seria de claves que pueden ayudarnos a convertirnos en fotógrafos o incluso en mejores fotógrafos:

 

1.- FORMACIÓN
Si bien es cierto que hay quienes nacen con una aptitud especial para las artes, la fotografía tiene además un aspecto técnico muy importante, al que hay que prestar especial atención para aprender a dominar las posibilidades que nos brinda la disciplina fotográfica, por lo tanto, debemos estudiar, ya sea de manera autodidacta, asistiendo a cursos específicos o por qué no, cursando la carrera universitaria. Las ventajas de realizar un curso son las prácticas obligadas y el ritmo de aprendizaje al que nos vamos acostumbrando.

 

2.- EQUIPO
Si bien es cierto que hay fotos increíbles registradas con equipos muy básicos, también es una realidad que un buen equipo te permitirá una más amplia gama de fotografías y que, generalmente, los equipos de mayor nivel también te brindan una mejor imagen y cuentan con características que te permiten realizar tomas que con una cámara compacta nunca podrías lograr. Invierte en un equipo mejor, puedes comenzar perfectamente bien invirtiendo en una cámara réflex digital.

 

3.- MIRAR
Mucho se ha hablado del ojo fotográfico, siempre se dice que la cámara es solamente una herramienta pero que el verdadero artífice de una fotografía es el fotógrafo y la calidad de esta dependerá en un nivel muy alto del buen ojo fotográfico que este posea. Eso es cierto, pero, ¿cómo se hace para tener un buen ojo fotográfico?

Muy sencillo, ADIESTRÁNDOLO. Y eso se logra viendo el trabajo de otros fotógrafos, sobre todo de aquellos que se han consagrado y han alcanzado grados de excelencia que nosotros buscamos. Mirando se aprende a ver, y para realizar una buena toma fotográfica primero debemos ver el mundo a través de la mirada de un fotógrafo.

Comienza a probar con estos consejos y verás como todo tu mundo como fotógrafo puede cambiar con solo comenzar a hacer las cosas con una guía clara y efectiva. Cuanta más fotografía miremos, mejores serán nuestros resultados.

 

4.- EXPERIMENTAR
La fotografía es un arte que crece y se perfecciona con el tiempo y el trabajo, cuantas más fotografías tomes mejores imágenes lograrás.  Por mucho conocimiento teórico que tengas hasta que no tomes tu cámara fotográfica y salgas al mundo a disparar no habrás alcanzado ni una décima de experiencia. El secreto está en no cansarnos nunca de mirar, experimentar, probar y volver a comenzar, todo el tiempo, sin cesar.

Aún cuando hayamos comprendido y asimilado los conceptos básicos y fundamentales de la fotografía, la gran variedad de situaciones que nos ofrecen los distintos escenarios (pensemos en lo mucho que cambia la imagen de un sitio con el correr de las horas del día y los cambios de luz) nos obliga a experimentar para comprobar qué resultados obtendremos de cada toma. Es fructífero hacer una rutina de la experimentación. Nunca dejamos de aprender

 

5.- CRECER
El crecimiento del fotógrafo en su oficio es un crecimiento que se da paralelo al crecimiento en edad, en experiencia de vida. Nuestra visión va cambiando y madurando con el paso de los años, eso nos ayudará a alcanzar una maduración también en nuestro trabajo. Las experiencias vitales nos ayudarán a crecer como fotógrafos y como personas.