"Fotografía para Todos. Haciendo fácil lo difícil"

Entradas etiquetadas como “Manual

Las puestas de SOL

Todo fotógrafo que se precie de serlo o que simplemente intente serlo o esté en trámites de conseguirlo, tiene en su portafolio, Blog, Álbum, CD, Disco Duro, etc….  alguna foto tomada en las últimas o primeras horas del sol. La búsqueda de luces y colores especiales es un desafío que encuentra su máxima expresión en la toma de imágenes de amaneceres o atardeceres.

Seguramente has visto cientos de fotos sobre estos temas, la verdad es que cualquier persona con una cámara fotográfica puede hacerlas; no se necesitan grandes equipos, ni estudios especiales para disparar ante el magnífico paisaje que presenta una puesta de sol y lograr una buena toma.

En general la gente suele fallar en un punto que pocos tienen en cuenta que no es ni más ni menos que “La Composición” de dicha imagen. Y para ello es necesario adiestrar la intuición para captar el momento, el encuadre y el punto de vista justos. Obviamente un toque de creatividad siempre ayuda a lograr mejores resultados.

Concluyendo, decir que todos nosotros podemos hacer fotos de atardeceres y amaneceres dignas de admiración, he aquí 5 pequeños tips que nos ayudarán a mejorarlas aún más:

Puesta de Sol en la Playa

1. Saber captar el momento ideal con anticipación. El cielo cambia segundo a segundo a medida que el sol se asoma o se esconde en el horizonte. Debemos aprender en qué punto de este ascenso o descenso el paisaje se verá mejor.

2. No apresurarse para disparar, la paciencia trae consigo los mejores resultados. En el momento en que el sol más se acerca al horizonte, los colores suelen ser impactantes, pero no te apures  demasiado ya que un buen rato después suele suceder el mejor espectáculo de colores, justo cuando las nubes se ven iluminadas desde abajo. Eso sí, para estas fotos necesitarás un trípode, ya que la luz será más escasa.

3. No tengas miedo de agregar algún elemento en primer plano. Muchos fotógrafos creen que toda la belleza de una puesta de sol está en el cielo; pero, ¿cuánto más se resaltarían esos cielos si se les hubiera agregado algún elemento que nos permita ver el maravilloso contraste de las siluetas con los colores de la escena?

4. Deja que el color inunde tu imagen. En este tipo de fotografías se puede pasar por alto la regla del horizonte, que indica que el horizonte siempre debe estar a un tercio, ya sea desde el extremo superior o desde el inferior. Si lo hiciéramos así correríamos el riesgo de que una gran parte de nuestra foto esté colmada de siluetas oscuras. Permite que el cielo ocupe mucho más espacio en tu composición para que ésta sea una fiesta de colores exóticos.

5. Aprovecha para hacer fotos de atardeceres en la playa. Nunca te alejes de la orilla del mar para hacer tu toma, acércate lo más que puedas y juega con los colores que crea la luz del sol reflejándose sobre el agua.


Efecto LOMO

Si bien todos sabemos que las fotografías con un efecto lomo nunca pueden ser originalmente digitales, ya que no hay cámaras lomo digital, es también de sobra conocido que este tipo de efecto se puede lograr a través de un simple proceso de Photoshop en 3 pasos.

Para ello, y mal que le pese a los fotógrafos puristas, vamos a realizar este sencillo tutorial en tan sólo tres pasitos, para obtener tus propias fotografías con efecto lomo. Comenzaremos obviamente abriendo la foto que hemos escogido para realizar este trabajo en Photoshop,  para luego realizar los siguientes pasos:

Copyright © juanandresrv Weblog

 

PASO 1.- Creamos una nueva capa de ajuste “Brillo/Contraste” y en ella marcamos la opción “Usar heredado”, modificando el valor de contraste en un (20%) más y mantenemos el valor del brillo tal cual está

PASO 2.- Regresamos a la capa Fondo “Duplicamos esta capa“, colocando esta nueva capa encima de la capa de ajuste de brillo y contraste que teníamos previamente. Con esta nueva capa ya colocada primera en la parte superior, le cambiamos el modo de fusión a “Superponer” y bajamos la opacidad al (80%).

PASO 2.- Para realizar el viñeteado tenemos que crear una nueva “Capa de relleno con un efecto Degradado“. Una vez creada esta capa le cambiamos el modo de fusión a “Superponer“, y en el degradado seleccionamos el que va “De Negro a Blanco“, estilo “Radial“, escala con un valor de  (120%), y tildamos la opción “Revertir“. Antes de darle el Ok pulsamos en el degradado que seleccionamos anteriormente y en la ventana que se abrirá pulsamos en la marca negra superior izquierda y le damos una opacidad del (70%).

Valores de Degradado

Ahora sí, damos el OK y tendremos lista la primer etapa del viñeteado.

PASO 3.- A continuación duplicamos esta última capa creada y creamos una nueva “Capa de relleno con degradado“, como hicimos anteriormente; pero esta vez el degrado lo hacemos de “Blanco a Transparente“, opción “Radial“, tildando en “Revertir“. Realizamos todos los pasos de la misma forma que en el punto anterior salvo que esta vez ajustaremos la opacidad al (50%).

Valores del segundo degradado

¡Y trabajo terminado!. Tan rápido y fácil que hasta un principiante podría hacerlo.

Copyright © juanandresrv Weblog

Técnica de Enfoque en Photoshop

Se podría decir que este sería el último paso a realizar en la edicion de una fotografía en Photoshop, una vez realizado todos los ajustes correspondientes, necesarios o prerferidos. Si bien es un paso muy importante al mismo tiempo es un paso con el cual hay que tener mucho cuidado, ya que es un efecto destructivo y cualquier acción o modificación que efectuemos despues de enfocar nuestra fotografía degradará la misma de forma considerable, sobre todo añadiendo mucho ruido a la misma.

Encontramos la posibilidad de realizar dicha acción en Photoshop en Filtro>Enfocar y aunque hay 5 opciones en dicho filtro, en la gran mayoría de los casos, solamente se usan Enfoque Suavizado y Máscara de Enfoque.

Nosotros en este ejemplo vamos a utilizar “Máscara de Enfoque“. El funcionamiento de este filtro estriba en destacar los bordes de nuestra imagen, es decir, la zona donde dos colores que son distintos se tocan y en ese punto aumenta el contraste para que se vea mejor. Esto nos crea una sensación de una imagen mucho más definida y mejor enfocada.

En la pantalla de Máscarade Enfoque nos aparecen tres deslizadores o reguladores, “Cantidad” que determina la cantidad de foco que se aplicará a la fotografía; “Radio” que nos dice cuantaos píxeles alrededor del borde afectará el enfoque de la imagen y “Umbral“, que controla los píxeles que se enfocan en función de la diferencia de luminosidad y que cuanto menor sea el valor del mismo, más intenso será el efecto de enfoque en la fotografía.

Paleta de deslizadores de Máscara de Enfoque

Y estos son los resultados en tres ejemplos distintos, fotografía apaisada, vertical y un retrato. En las tres imágenes, os he marcado una línea en color rojo, para que podáis apreciar la diferencia de la imagen tratada con la Máscara de Enfoque (ZONA IZQUIERDA), y la imagen original (ZONA DERECHA).

Copyright © by juanandresrv Weblog

 

Copyright © by juanandresrv Weblog

 

Copyright © by juanandresrv Weblog

 


14 Trucos para hacer buenas fotos

 

Granada recién abierta – Cáceres 2010 – Copyright © juanandresrv Weblog

 

1. Rellena el marco. Cuando hacemos una fotografía, por lo general solemos quiere mostrar algo, por lo que el sujeto principal de la misma, debería resaltar frente al resto de la imagen. Este es el motivo por el que hacemos que ese sujeto o elemento principal ocupe una porción importante de la foto.

2. Comprueba el fondo. Antes de hacer una fotografía, asegúrate de que el fondo no contiene ningún elemento que pueda distraer al espectador. Si es así, prueba a mover tu posición alrededor del sujeto que quieres fotografiar para ver cómo varía el fondo.

3. Analiza el sujeto. En retratos, analiza bien a quien estás retratando, para evitar de este modo, aquellos elementos que pudieran generar cierta distracción. Un reloj demasiado brillante, la ropa sucia o arrugada, el pelo delante de la cara…

4. Enfoca bien los ojos. Si estás haciendo un retrato, asegúrate muy, pero que muy bien, que los ojos queden lo mejor enfocados posibles.

5. Mira donde cortas. En fotografía de retratos, muchas veces tenemos que cortar al sujeto por algún sitio. Elige bien las partes que quieres dejar fuera de la fotografía.

6. Formato de la fotografía. Hay gente que sólo toma fotografías en la posición horizontal de la cámara. Puedes utilizar las dos opciones, y es una buena práctica hacer la foto en horizontal y en vertical para analizarlas más tarde y ver cual te gusta más.

7. Cambia el punto de vista. No hagas las típicas fotografía todas iguales desde tu posición natural estando de pie. Agáchate en el suelo, súbete a algún punto elevado, sitúate por detrás del objeto…. Cualquier posición diferente de la clásica aportará un nuevo punto de vista a tus fotografías, dándolas un toque diferente.

8. Aprende la regla de los tercios. Es la más básica de las reglas de composición. Es muy sencilla de aplicar y mejorarás notablemente tus resultados. Si no conoces la regla de los tercios, es el momentos de aprenderla.

9. Haz muchas fotos. Con la fotografía digital no gastas en revelado. El único gasto que harás será el de las baterías, por lo tanto realiza fotos sin miedo. Estúdialas después, y elige las que más te gusten de las que hayas hecho, analizando el por qué.

10. Únete a una comunidad de fotografía. Es sorprendente lo mucho que se puede aprender leyendo lo que otras personas tienen que decirte de tus propias fotos. Únete a un grupo de fotografía y mantente activo, haciendo fotos y publicándolas para que sean criticadas, valorando tú las fotos de los demás, aunque sean mejores que las tuyas. Te permitirá ver las fotos desde otra perspectiva.

11. Aprende de los demás. La mayoría de los fotógrafos empiezan “copiando” el trabajo de otros fotógrafos en los que se inspiran. Cuando ves una foto que te gusta, párate a analizar qué es lo que te atrae de ella. ¿La composición?, ¿El color?, ¿El uso de la luz?,…..

12. Aprende de ti mismo. Aprende de tus propios errores, esto es fundamental para no volver a cometerlos. Haz muchas fotos, analízalas, y trata de recordar qué recursos te funcionaron mejor en las situaciones pasadas similares a en la que te encuentras haciendo una fotografía determinada y cuales no te funcionaron como tú querías.

13. Enseña sólo tus mejores fotos. Si tienes pensado mostrar tu trabajo a través de cualquier medio, elige tus mejores fotografías para enseñar únicamente esas. No enseñes el resto. Guárdalas para utilizarlas en foros donde pedir opinión sobre ellas. Incluso te pueden servir para realizar Blog, manuales, tutoriales, etc…. en los cuales esas fotografías servirán como ejemplos.

14. Disfruta. Este es el mejor consejo de todos. Diviértete y disfruta mientras haces fotos.


Dos trucos para fotografías de grupo

Si alguna vez vas a realizar o estas interesado en tomar una fotografía grupal debes saber lo difícil que resulta hacer que estas fotografías sean imágenes originales y al mismo agradables, sin posturas forzadas ni gente esforzándose por sonreír para la cámara. Vamos a ver aquí dos trucos sencillos que puedes usar para que tus fotos de grupo sea más espontáneas y divertidas:

 

Foto Grupal

 

PRIMERO

Si la fotografía en cuestión hay que realizarla en el marco de un evento, como podría ser una boda, bautizo, cumpleaños o la cena navideña, por poner unos ejemplos, y las personas a retratar ya están en sus sitios correspondientes o asignados, listas todas ellas para la foto; obviamente ese no es el cuadro que deseas, todos mirando la cámara y sonriendo como para una publicidad de pasta dental.

Es ese el momento en el cual debes aplicar el primer truco que consiste en decirlos a todos que miren hacia abajo y que a la de tres, levanten la mirada para que la foto sea más bonita y natural. Cuentas ¡Uno…TRES…dos…! Todos habrán mirado sonrientes en el segundo paso y después de eso ya se distenderán y tendrás las miradas que buscabas con un gesto genuino y real y lo más importante es que obtendrás sonrisas espontáneas.

 

SEGUNDO

Para este truco es muy importante saber diferenciar qué tipo de foto estás buscando, un gran grupo de amigos, o el abuelo y la abuela con los nietos. Te digo esto porque este truco implica que las personas que vas a retratar se movilicen con rapidez será mejor que dejemos en su sitio a los mayores, pero todos los demás deberán estar junto a ti y la cámara.

Pon el temporizador, acciona el obturador y ordénales con voz de mando que corran hacia el sitio determinado para la foto. Deben hacerlo en menos de 10 segundos, que es normalmente lo que suelen tardar los temporizadores automáticos de las cámaras en activarse. El resultado es una imagen de un grupo feliz y sumamente desestructurado. A todo esto, por supuesto, puedes sumarle tu creatividad a la hora de mejorar tus fotos grupales.


Aprender a ser Fotógrafo II

Para no dejar coja la anterior entrada, vamos a seguir con algunos consejos más para llegar a “Aprender a ser un Fotógrafo“, enfocado este tramo final a la persona misma, para lograr un mejor trabajo fotográfico.

Unas últimas claves que nos deberán quitar un poco, ese miedo personal a enseñar nuestras fotos , recibir críticas y alabanzas sobre las mismas y en definitiva creernos que podemos hacer esto, convertirnos en fotógrafos (profesionales o simplemente aficionados), y siempre esperar más de nosotros mismos.

 

Aprender a ser Fotógrafo

 

6.- CONCURSOS Y EXPOSICIONES
Todo aquello que nos obligue a exponer nuestro trabajo a la mirada del otros nos ayudará a progresar en lo que hacemos, exponer en alguna muestra colectiva o montar nuestra propia muestra temática; o incluso participar en concursos, que aunque no suponga crear un cierto fanatismo por los mismos y presentarnos a todos los que salgan o nos enteremos, sólo el hecho de participar en algunos, nos obligará a cumplir con ciertos estándares de calidad, presentación, protocolo, etc… enseñándonos como funciona todo esto. Pues precisamente todo ese bagaje, puede ser alguna de las formas en que nuestro trabajo se de a conocer y que nosotros comencemos a experimentar cuál es el efecto que nuestras obras causan en los demás.

 

7.- COMUNIDAD
Otra forma de alcanzar mayores logros es participando en comunidades de fotógrafos, donde podamos compartir con otros nuestros gustos y criterios; existen excelentes sitios, tanto virtuales como físicos, donde podremos encontrar una cantidad de personas que al igual que nosotros busquen aprender cada día, intercambiar experiencias, y sobre todo, darnos su opinión y punto de vista acerca de nuestros trabajos. Sólo necesitas experimentar, unirte a gente que comparta tus intereses y lanzarte al mundo con valor.

 

8.- INVERTIR
Debemos asumir que si esperamos ser fotógrafos profesionales o obtener resultados de cierta calidad, deberemos hacer ciertas inversiones (más allá del equipo fotográfico), inversiones necesarias todas ellas para contar con un buen nivel.

Ahora hablaremos de invertir en tiempo de calidad para que nuestro trabajo alcance ese nivel de excelencia que nos hemos propuesto. Se necesita tiempo para la experimentación, la búsqueda y el aprendizaje. Pero también hay otro tipo de inversión que tarde o temprano deberemos hacer, invertir en un estudio, o en un viaje; los trabajos de este estilo siempre demandan un tiempo de inversiones previas a cualquier ganancia, pero podemos confiar en que finalmente se verán los réditos.

 

9.- ESPECIALIZARSE
Hay un viejo refrán que dice: “quién mucho abarca poco aprieta” y esto es aplicable a todo en nuestra vida, incluso nuestros trabajos como fotógrafos. No podemos ser buenos en todos los estilos fotográficos, ni dedicarnos a todas las disciplinas;  paisaje, retratos, moda, recitales, arquitectura, naturaleza, nocturna, deportiva, panorámicas, etc… por todo ello es necesario experimentar y encontrar nuestro propio estilo en el que luego nos especializaremos (la gran mayoría de fotógrafos profesionales reconocidos, generalmente se dedican en particular a un estilo concreto, en el cual son lo mejor de lo mejor).

Antes de decidirnos por alguna técnica en concreto, deberemos experimentar todo lo que podamos en la mayoría de ella, para luego decantarnos por la nuestra propia, esa área en la que parece que todo fluye con mayor naturalidad, esa es la que debemos explorar y explotar al máximo.

 

10.- TENER UN POQUITO DE CARA
La osadía es un factor muy decisivo e incluso es un sello en las personas que han triunfado, siempre se necesita una cuota de “MORRO” para embarcarnos en nuestros primeros trabajos. Este paso inicial suele ser el más difícil, empezar a mover nuestros trabajos, hacerlos conocer, presentarlos en agencias o empresas; confeccionar un portafolios con nuestras mejores fotografías, crear nuestra Web en la cual detallamos a qué nos dedicamos, experiencia personal, trabajos, estilos, etc…, atrévete y deja de lado los prejuicios, confía en ti y verás los resultados.


Aprender a ser Fotógrafo I

Si partimos de la base inapelable e incuestionable, que el fotógrafo se hace y no se nace, estaría un poco faltando a la verdad, ya que de todos es sabido, que hay personas que con el mejor material fotográfico del mundo, clases y clases de fotografía, manuales, libros, tutoriales, etc… nunca serán o llegarán a convertirán en fotógrafos profesionales o de cierto prestigio (igual tampoco ese es su fin, aunque si tiene ese material y realiza infinidad de cursos, se compra los mejores libros sobre fotografía, dudo mucho que no quiera serlo); y sin embargo hay otras personas que con una cámara normalita, compacta, ni tan siquiera Réflex, pequeñita, cuanto más mejor, para así poder llevarla siempre en el bolsillo de la chaqueta, pantalón, cazadora, riñonera, bandolera, etc…. sin realizar cursos ni estudiar ningún libro sobre el tema, realizan unas fotografías maravillosas, ya no solamente por su nitidez, sino más bien, por la composición, punto de enfoque,….

Estas últimas personas, cuentan con un ojo fotográfico innato, natural, yo diría incluso que especial, un ojo para realizar fotografías que ya quisiéramos muchos. Pero como esto es también evidente, a los dos, más al uno que el otro, les vendría bien tener claros algunos conceptos y puntos de vista, que de alguna forma les haría mejorar y depurar su técnica e incluso centrarse en el estilo personal que más le agrade.

 

Aprender a ser Fotógrafo

 

Dicho esto, queda claro que todos los que amamos este arte quisiéramos encontrar la clave del éxito rápido, lamentablemente esto no existe, así que solo nos queda armarnos de paciencia y tomarnos con la mayor seriedad posible este “Trabajo” para alguno y “Afición  o Hobbit”  fantástico para otros y que no es más que es registrar la vida diaria en imágenes fotográficas.

Vamos a ver una seria de claves que pueden ayudarnos a convertirnos en fotógrafos o incluso en mejores fotógrafos:

 

1.- FORMACIÓN
Si bien es cierto que hay quienes nacen con una aptitud especial para las artes, la fotografía tiene además un aspecto técnico muy importante, al que hay que prestar especial atención para aprender a dominar las posibilidades que nos brinda la disciplina fotográfica, por lo tanto, debemos estudiar, ya sea de manera autodidacta, asistiendo a cursos específicos o por qué no, cursando la carrera universitaria. Las ventajas de realizar un curso son las prácticas obligadas y el ritmo de aprendizaje al que nos vamos acostumbrando.

 

2.- EQUIPO
Si bien es cierto que hay fotos increíbles registradas con equipos muy básicos, también es una realidad que un buen equipo te permitirá una más amplia gama de fotografías y que, generalmente, los equipos de mayor nivel también te brindan una mejor imagen y cuentan con características que te permiten realizar tomas que con una cámara compacta nunca podrías lograr. Invierte en un equipo mejor, puedes comenzar perfectamente bien invirtiendo en una cámara réflex digital.

 

3.- MIRAR
Mucho se ha hablado del ojo fotográfico, siempre se dice que la cámara es solamente una herramienta pero que el verdadero artífice de una fotografía es el fotógrafo y la calidad de esta dependerá en un nivel muy alto del buen ojo fotográfico que este posea. Eso es cierto, pero, ¿cómo se hace para tener un buen ojo fotográfico?

Muy sencillo, ADIESTRÁNDOLO. Y eso se logra viendo el trabajo de otros fotógrafos, sobre todo de aquellos que se han consagrado y han alcanzado grados de excelencia que nosotros buscamos. Mirando se aprende a ver, y para realizar una buena toma fotográfica primero debemos ver el mundo a través de la mirada de un fotógrafo.

Comienza a probar con estos consejos y verás como todo tu mundo como fotógrafo puede cambiar con solo comenzar a hacer las cosas con una guía clara y efectiva. Cuanta más fotografía miremos, mejores serán nuestros resultados.

 

4.- EXPERIMENTAR
La fotografía es un arte que crece y se perfecciona con el tiempo y el trabajo, cuantas más fotografías tomes mejores imágenes lograrás.  Por mucho conocimiento teórico que tengas hasta que no tomes tu cámara fotográfica y salgas al mundo a disparar no habrás alcanzado ni una décima de experiencia. El secreto está en no cansarnos nunca de mirar, experimentar, probar y volver a comenzar, todo el tiempo, sin cesar.

Aún cuando hayamos comprendido y asimilado los conceptos básicos y fundamentales de la fotografía, la gran variedad de situaciones que nos ofrecen los distintos escenarios (pensemos en lo mucho que cambia la imagen de un sitio con el correr de las horas del día y los cambios de luz) nos obliga a experimentar para comprobar qué resultados obtendremos de cada toma. Es fructífero hacer una rutina de la experimentación. Nunca dejamos de aprender

 

5.- CRECER
El crecimiento del fotógrafo en su oficio es un crecimiento que se da paralelo al crecimiento en edad, en experiencia de vida. Nuestra visión va cambiando y madurando con el paso de los años, eso nos ayudará a alcanzar una maduración también en nuestro trabajo. Las experiencias vitales nos ayudarán a crecer como fotógrafos y como personas.